21 C
Buenos Aires
27 enero 2023
Destacadas Economía y Negocios

Congelamiento de precios: El Gobierno suma una herramienta pésima a su gestión

Tras el rechazo empresario a un acuerdo, Roberto Feletti congela los precios de 1432 productos por tres meses.

Las fórmulas de congelamiento tienen extensa historia de fracasos, por distintas razones. En todo caso, según economistas sin prejuicios, puede funcionar un tiempo limitado, en el arranque, con riesgos crecientes en el mediano plazo. Es parte de la mirada limitada que pone el foco en el precio y no en la inflación como fenómeno. Desde el punto de vista político, expresa una movida precipitada por el desafío de noviembre y que proyecta mayor incertidumbre para el proceso poselectoral.

Luego de una semana de eludir la firma de una resolución pese a que había anunciado incluso antes de asumir el cargo que se congelaban los precios por 90 días, Feletti resolvió firmar la resolución tras el rechazo de la Copal, principal entidad que nuclea a las alimenticias, al “acuerdo” propuesto por el funcionario.

La decisión fue tomada tras tres rondas de negociaciones con empresarios y luego de que las grandes alimenticias nucleadas en la entidad que preside Funes de Rioja se opusieran al acuerdo por considerarlo “unilateral” ya que no contemplaba sus planteos de dejar  afuera a los productos premium y consolidar los aumentos que Paula Español les había concedido a una veintena de empresas a comienzos de mes.

La resolución establece que la “fijación temporal de precios máximos de venta al consumidor para todos los productores, comercializadores y distribuidores” de 1.432 productos de consumo masivo en todo el territorio nacional. Pese al rechazo de la Copal, Feletti aseguró que la resolución fue consensuada con el grueso de los productores, comercializadoras y distribuidoras de alimentos.

“En la convocatoria recibida no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios”, sostuvo el comunicado de la Copal que rechazó el acuerdo y agregó que “la industria de alimentos y bebidas expresa su voluntad de arribar a un acuerdo en materia de estabilización de precios, para lo cual convoca a un diálogo genuino en lugar de instancias de definición unilateral”.

“El argumento de que la inflación se aceleró por los aumentos de la categoría de productos de alimentos y bebidas pierde sentido ya que existen otras divisiones cuyos precios crecen por encima del índice IAB y del índice general”, afirmó Daniel Funes de Rioja, presidente de la Copal. En efecto, en lo que va del año los alimentos y bebidas subieron 36,6% y la inflación general fue del 37%.

Noticias Relacionadas

El enojo y la ofensiva Kirchnerista contra la Corte Suprema

Admin

El Gobierno tendrá que pagar 1.000 millones de pesos por la expropiación de Ciccone

Admin

Santilli le respondió al gobierno nacional

Admin
Ribbon Maker